SINOPSIS

Esteban Araya protege el sitio arqueológico de Chug Chug, reconocido internacionalmente como una de las zonas de mayor concentración de geoglifos en el mundo. Por allí transitaron sus ancestros atacameños o Lickan Antai. En su defensa ha debido enfrentar a la gran minería del Cobre, y ya se apresta a llevar el caso ante los tribunales internacionales.

EATphotoB02
EATphotoB03
EATphotoB01

RESEÑA

Esteban Araya: “ojala esto siga y también repercuta en el Estado”

Autodidacta del derecho y la antropología para defender la tierra y la cultura Likan Antai, se ha propuesto luchar por el patrimonio de su pueblo para que su cultura siga existiendo.

“Nosotros nos formamos bajo nuestra autodeterminación y propias leyes. Nosotros, en el Concejo Autónomo Ayllus Sin Fronteras, defendemos a quienes no se pueden defender. Defendemos los cerros sagrados, al agua, la tierra y nuestros ancestros.“, Esteban Araya, dirigente Likan Antai.

“Nosotros nos formamos bajo nuestra autodeterminación y propias leyes. Nosotros, en el Concejo Autónomo Ayllus Sin Fronteras, defendemos a quienes no se pueden defender. Defendemos los cerros sagrados, al agua, la tierra y nuestros ancestros.“, Esteban Araya, dirigente Likan Antai.

“Yo creo que en chile falta más difusión de las temáticas de los pueblos originarios y es bueno que exista hoy la instancia que Indígenas Notables está abriendo en TVN, porque además muestra las luchas de diferentes grupos. Y ojala no quede esto en solo una serie, sino que existan varias más”, señala categórico Esteban Araya, y agrega que “Ojala esto siga y también repercuta en el Estado”.

Activista por los derechos de la tierra y la conservación del territorio Likan Antai, Esteban Araya, ha escrito dos libros y ha luchado para que la industria minera y la actividad turística no destruya el patrimonio material que dejaron sus ancestros. Oriundo de Calama, su familia siempre ha vivido en la Región de Antofagasta, es más, “Los Toroco” son una de las familias fundadoras de la comuna, específicamente del sector de La Banda, donde las primeras poblaciones de la ciudad se asentaron luego de la Guerra del Pacífico.

El abuelo de Esteban, arriaba ganado desde Argentina a San Pedro y luego a Calama, territorio que en aquel tiempo era un gran bofedal, ideal para el pastoreo del ganado. Pero aunque su cultura la hereda desde larga data, el activismo y la lucha por el pueblo Likan Antai lo heredó de su madre: “mi mamá formó una asociación indígena para proteger las aguas y el territorio”.

Araya ha logrado, junto al Concejo Autónomo Ayllus Sin Fronteras, frenar la instalación de construcciones junto a cementerios Likan Antai, ha puesto recursos de protección para resguardar sitios patrimoniales afectados por el Rally Dakar, ha luchado por la protección de los geiseres del Tatio, se ha opuesto al uso de los  transgénicos, entre otras causas que apuntan a defender la tierra y el patrimonio de su cultura.

“Nosotros estamos defendiendo donde vivieron nuestros ancestros, donde esta la cosmovisión de nuestros pueblos y si no lo defendemos de aquí hacia el futuro no van a haber pueblos originarios, no van a haber indígenas que puedan estar en su territorio”, sentencia Esteban Araya.

TEASER Cap. 9 - Esteban Araya

Postales